SANTA CLARA VERDADERA IMITADORA DE LA VIRGEN MARIA

  

 Por la hermana Sr. Luz María Leyva

Mayo mes de María, mujer de fe y de profunda acogida a la palabra de Dios. Ella que  guardaba todo y lo meditaba en su corazón. Ella que desde el silencio proclamó vivamente la grandeza del Señor. Ella que fue modelo para santa Clara.

 Santa Clara fue una sorprendente imitadora de la Virgen María en la práctica de la humildad, pobreza y de la contemplación de los misterios  cristianos en grados progresivos de unión divina.

Así se lo manifiesta a  santa Inés de Praga, exhortándole  a amar totalmente al Esposo divino y le recomienda  la devoción Mariana en la vida mística, la más firme adhesión a la Madre del Verbo encarnado, a cuya imitación será también Inés, en sentido espiritual, pero no por eso menos real Madre de Cristo. Así como María lo llevó  materialmente en su seno, ella lo lleva espiritualmente en su cuerpo casto y virginal, especialmente por el seguimiento de su humildad y pobreza (Cl3C).

Las cartas que Clara escribe a santa Inés, a quien considera como  la mitad de su alma, pues en ella ardió la misma pasión por el seguimiento franciscano de Cristo en la pobreza incondicional y sostuvo idéntica lucha por el privilegio de la pobreza,  están cargadas de afecto y confianza, como expresión del papel  determinante que el amor fraterno tiene en el proyecto de vida contemplativa de Clara, y la importancia que da al seguimiento alegre e incondicional de Cristo pobre y crucificado.

Le dice -Míralo hecho despreciable por  ti y síguelo, echa tu despreciable por El en este mundo, mira atentamente, considera, contempla con el anhelo de imitarle a tu Esposo, El más bello de los hijos de los hombres echo por  tu salvación el más vil de los varones. (CL2C).

Clara como verdadera seguidora de Francisco vive la verdadera alegría en medio de la pobreza. Porque precisamente su alegría brota  de la identificación  con  Cristo pobre y humilde.  Ella entro en el corazón del evangelio, porque como María estaba atenta a la escucha de su Señor y como Ella  recorrió la aventura de la fe, viviendo el radicalismo evangélico con alegría  y sencillez. Su vida es un estimulo para nosotros, para vivir con responsabilidad nuestra misión en este mundo.

About srteresa