HERMANAS CLARISAS

 

 

POR FAVOR VISITE ALGUNOS TEMAS DE NUESTRA ESPIRITUALIDAD :

 

BEATA ÁNGELA ASTORCH: SU VIVENCIA LITÚRGICA.

EL AMOR EN LA VIDA DE SANTA VERONICA GUILIANI.

LA NUPCIALIDAD EN SANTA  CLARA

CLARA MUJER LIBRE

HORA SANTA CON SANTA CLARA DE ASIS

TODAS A UNA SOBRELLEVADLO CON PAZ

LA SANTA CAPUCHINA: VERONICA GIULIANI

¡VEN SEÑOR JESÚS!

PAGINA OFICIAL
DE LA FEDERACION DE NUESTRA SEÑORA DE LOS ANGELES

Copyright © 2010 The Capuchin Poor Clares

All Rights Reserved

Home | Site Map | Contact Us | Blog

Federation of Our Lady of the Angels

Te invitamos a visitar las diferentes páginas de nuestro sitio web, para conocer más de cerca nuestra vida y espiritualidad. Encontrarás información detallada sobre cada uno de nuestros monasterios, así como instrucciones para comunicarte con nosotras y enviar tus intenciones de oración.

 

CARTA DE LOS MINISTROS GENERALES DE LA ORDEN FRANCISCANA PARA EL OCTAVO CENTENARIO DE LA FUNDACION DE LA ORDEN DE LAS HERMANAS POBRES DE SANTA CLARA

 

Viacrucis con Santa Clara de Asís

POR FAVOR VISITE NUESTRO BLOG DEL VIII CENTENARIO DE NUESTRO CARISMA EN EL LINK  UBICADO EN LA PARTE SUPERIOR DE ESTA PÁGINA.

 

Bienvenidos al sitio Web de la Federación de Hermanas Clarisas Capuchinas de Nuestra Señora de los Angeles en Norte America.

Somos una Federación formada por cinco Monasterios de Clarisas Capuchinas en los Estados Unidos, ubicados en Amarillo, Texas; Alamo, Texas; Wilmington, Delaware; Denver, Colorado y Pueblo, Colorado.

Con ocasión del Octavo Centenario del Carisma Clariano varias hermanas presentaron en la XI Asablea Federal algunos trabajos de artesanía, poesías y cantos.

 

Ved que diariamente se humilla, como cuando desde el trono real vino al útero de la Virgen; diariamente viene a nosotros él mismo apareciendo humilde; diariamente desciende del seno del Padre sobre el altar en las manos del sacerdote. Y como se mostró a los santos apóstoles en carne verdadera, así también ahora se nos muestra a nosotros en el pan sagrado. Y como ellos, con la mirada de su carne, sólo veían la carne de él, pero, contemplándolo con ojos espirituales, creían que él era Dios, así también nosotros, viendo el pan y el vino con los ojos corporales, veamos y creamos firmemente que es su santísimo cuerpo y sangre vivo y verdadero. Y de este modo siempre está el Señor con sus fieles, como él mismo dice: Ved que yo estoy con vosotros hasta la consumación del siglo.

 ¡Tiemble el hombre entero, que se estremezca el mundo entero, y que el cielo exulte, cuando sobre el altar, en las manos del sacerdote, está Cristo, el Hijo del Dios vivo ¡Oh admirable celsitud y asombrosa condescendencia! ¡Oh humildad sublime! ¡Oh sublimidad humilde, pues el Señor del universo, Dios e Hijo de Dios, de tal manera se humilla, que por nuestra salvación se esconde bajo una pequeña forma de pan! Ved, hermanos, la humildad de Dios y derramad ante él vuestros corazones (Sal 61,9); humillaos también vosotros para que seáis ensalzados por él. Por consiguiente, nada de vosotros retengáis para vosotros, a fin de que os reciba todo enteros el que se os ofrece todo entero. (San Francisco de Asís)