SAN FELIX DE CANTALICE

 

SAN FELIX DE CANTALICE

 

Nació en Cantalice ciudad de Italia en el año 1515. Hijo de padres campesinos muy humildes. Desde muy niño Félix le encantaba que le leyesen vidas de los santos padres del desierto, siempre invitaba a sus vecinos a incrementar la fe en Cristo, orar con devoción y amar a María Santísima. Quienes lo escuchaban lo seguían y admiraban desde entonces como un gran don muy especial camino a la santidad. En cuanto pudo ayudó en su casa a aliviar la pobreza, con solo poco más de 10 años, decide tomar camino hacia Cittaducale donde trabaja como pastor, después en el campo labor que le encantaba y facilitaba su oración y contemplación.

 

Un día escucha una voz interior que le habla: “Soy el ángel del Señor. Y el quiere que entres a su servicio”. En donde el padre guardián, lo aconseja que baya con el vicario. No sabiendo donde encontrarlo decide regresar al trabajo, por segunda vez le vuelve a hablar el ángel, “vete a Rieti” dónde esta una nueva comunidad, un padre agustino lo invitaba a su comunidad vente con nosotros, pero Félix contesto:” O capuchino o nada”.

 

Decide irse a la ciudad de Cittaducale. Solo confiaba en Dios que tenia algo muy especial para él, al llegar al convento el padre guardián lo lleva a la capilla, delante de un crucifijo, descarnado, desfigurado, consumido, chorreante de sangre. Por la tarde de 1544 ingresa al convento con 28 años de edad, a los 10 días de entrar. Viste el sayal enseguida, sale para Fiuggi. Donde empezaba su primer año de prueba en el noviciado.

 

El 18 de Mayo de 1545 hizo sus votos, después de 1547 tuvo que regresar a Roma donde se convirtió, por santa obediencia en El santo de las calles de Roma, donde por 40 años cumplió su oficio muy bien ganando muchas almas para Dios, siempre se le veía rezando el  Santo Rosario. El 27 de Abril de 1587 Fray Félix cayó enfermo, desde entonces no salió del convento. En la mañana del mes de Mayo del mismo año miro a la Santísima Virgen rodeada de Ángeles  venir al encuentro de su hijo. El fiel Félix, saludándola dijo: ” O sagrado convite” mirando al cielo entrego su alma. El 28 de Mayo de 1587 muere  con solo 72 años de edad el tan querido santo de las calles de Roma.

 

El 1712  es declaro santo por el papa Inocencio XI.

(El señor me dio hermanos)

Sr. Frances

About Sr. Frances