PROFESION PERPETUA DE SR. FRANCES

PROFESION PERPETUA DE SR. FRANCES DE MARIA PICENO MIRANDA.

4 DE OCTUBRE SOLEMNIDAD DE  NUESTRO PADRE SAN  FRANCISCO.

Gracias Señor, por el regalo de mi vocación como Clarisa Capuchina. Mi retiro Espiritual totalmente lo hice en el sí de Nuestra Madre Santísima como modelo de mi vida consagrada a Dios. Cómo esposa de Cristo todos estos  días me han servido para profundizar más en la gracia que Dios me da cada día, es una nueva oportunidad  de abrir mi corazón a su Palabra para hacerla vida en  Cristo,  con un amor sin condición, viviendo en obediencia sin nada propio y en castidad.

Estoy muy contenta porque mi Madrecita Eva Miranda  pudo estar conmigo  en este día tan especial, que tanto había deseado que llegara. Mi madrecita  sentía mucha alegría al entregar a su hija “al más bello de los hombres, que en sus labios se derrama la gracia”. Por la mañana me llevaron nuestras hermanas una hermosa serenata; iban Nuestra  Madre Tere Cortes  y demás hermanas de mi comunidad, y también las hermanas de Pueblo estuvieron presentes.

Después en la procesión a la capilla me sentía tan feliz que mi corazón latía mas rápido  por el amor de mis amores, solo repetía en mi interior “Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad”  ¡Gracias porque me llamaste!

Tuvimos nuestras laudes solemnes en el día de Nuestro Padre San Francisco después un delicioso desayunó con todas las hermanas; el refectorio muy franciscano, las mesas estaban arregladas en  forma de una tau, todo estaba muy hermoso y que mejor regalo que el estar compartiendo este día tan especial con mi madrecita y con toda mi comunidad, también con mis hermanas de Pueblo, Colorado.

Después durante el día todo era alegría,  cada minuto que pasaba me daba más  emoción solo decía:” Por fin voy a consagrarme a Jesús para siempre”. Cuando llego la hora de la Misa, sentía como mi corazón latía con más  fuerza, pero siempre estuvo mi Madrecita dándome fuerza. Cuando entre en la capilla, me sorprendí al verla  tan hermosa, que realmente  me sentía como que estaba en el cielo.

La Misa la oficio el excelentísimo Señor Obispo de Amarillo Patrick J. Zurek , además concelebraron tres Sacerdotes.  En la homilía el señor obispo nos hablaba  del fíat de la Santísima Virgen y nos la presentaba  como madre y modelo de la vida consagrada a Dios; Por ese sí  que hemos dado nosotras como  esposas de Jesús, por ser sostenedoras con nuestra vida de oración y penitencia de la Diócesis de Amarillo Texas, y del mundo entero. Que sigamos siendo esa luz para el mundo desde nuestra vida oculta con Jesús.

Al terminar la Eucaristía reflexione en la forma como Dios me había concedido tantas gracias  durante toda mi vida. Después seguimos con la cena en el jardín de la comunidad, la gente estaba tan contenta compartiendo este momento con nosotras que no dejaban de preguntar que sentí cuando me postre. Puedo responder que  sentí El amor tan grande que Dios me tiene al escogerme como su esposa. Durante toda la cena  estuve compartiendo con todos los presentes que me acompañaron.

Agradezco de todo corazón a Madre Tere Cortes  y a mi comunidad por estos años de formación que me han dado; de manera especial a mis madres maestras y cada una  de las hermanas que con su vida de oración y sacrificio en amor a Dios  y al hermano han ido un ejemplo para mi, también  con esa alegría que han sabido transmitir  esa luz viva para la Iglesia  en el corazón de Jesús.

Gracias Señor  por  haberme dado esta comunidad de hermanas que con tanto gozo tenías preparada para mí tu humilde sierva.

 

Sr. Teresa

About Sr. Teresa

I am a Capuchin poor Clare sister since 1983.